Los profesionales del futuro: los digitrabajadores

publicado en: Nómadas digitales | 2

En el capítulo de hoy, hablamos del mercado laboral que se nos está quedando con esta transformación digital que afecta a todo, y de sus efectos reales sobre los nómadas digitales, autónomos y trabajadores en remoto en general.

He querido conocer cómo se puede proteger y preparar a los trabajadores del siglo XXI en plena transformación digital de la mano de Paula Ruiz Torres, experta en transformación digital y su efecto sobre el trabajo femenino e importante figura del sindicalismo a nivel europeo.

Hablaremos de una mal entendida flexibilidad que lleva a los profesionales a simultanear trabajos para sobrevivir más que para prosperar y mejorar sus condiciones laborales y salariales, sobre la feminización del teletrabajo y su cara B, y sobre el siempre descuidado derecho a la desconexión. Además, debatiremos los últimos avances en la mejora del equilibrio entre trabajo y vida personal, como la semana laboral de 4 días, que va más allá de las 35 horas laborales en Francia.

También hablaremos con la bloguera y traductora y redactora freelance María Rivero, que compagina su trabajo profesional desde casa con su blog, que se llama Sobrevivir a trabajar en casa, ¡y con su bebé! Le preguntaremos sobre estos temas y cómo ella se ha adaptado a esta situación llena de malabarismos y qué reformas haría para mejorar la vida de los autónomos.

Quédate hasta el final, que no son más que treinta minutos, y si quieres saber un poco más o leer el post que acompaña a este podcast, búscalo en la web, wanderlustpaula.com

Copyright: Cabinzero.com

Los nómadas digitales, protagonistas estelares de la transformación digital y de la globalización, suelen ser personas con una elevada formación en las nuevas tecnologías, autodidactas o licenciados universitarios. Al comenzar la crisis de 2007, muchos trabajos se perdieron, y los que se crearon eran de muy baja calidad, con sueldos ridículos y nula estabilidad, sobre todo si se tenía que pagar un alquiler elevadísimo en alguna ciudad occidental. Esta tribu se nutre tanto de las personas que se quedaron sin empleo y decidieron montárselo por su cuenta, como los millenials, que al incorporarse al mercado laboral se encontraron con unas condiciones salvajes, o con unos empleadores que les obligaban a hacerse autónomos si querían trabajar.

De esta última condición, ha aparecido en los últimos años el fenómeno de la uberización, que toma el nombre de Uber y se utiliza como reproche para aquellas compañías que fuerzan a los trabajadores a hacerse autónomos y les pagan únicamente cuando se realiza un servicio concreto, como entregar un paquete o transportar a personas.

Es así como la automatización, la digitalización, y la realidad virtual, que supuestamente harían nuestra vida más fácil descargándonos de tareas monótonas o rutinarias, han sido puestas a disposición de los predicadores de esta nueva industria, que sacan gran provecho de los trabajadores desprotegidos por una regulación que llega tarde.

Estas condiciones salvajes se unen a una inquietud, desencanto con el trabajo real una vez se sale de la uni, y una necesidad de realización propios de los millenials. En esta generación y en la que le sigue, podemos encontrar términos como el job-hopping, o saltar de un trabajo a otro o de un sector a otro cada poco tiempo, por miedo a estancarse en una empresa, o porque no te gusta absolutamente todo de tu puesto de trabajo, o por temor a perderse algo mejor que puede estar ahí afuera.

También está el llamado síndrome del explorador,  que sufren aquellos que buscan siempre nuevas metas, nuevos conocimientos y sobre todo, nuevos comienzos. Y creo que ambas dolencias se basan en el miedo a la monotonía y la rutina, a una vida hecha y recta, quizá hasta seria.

Pero primero, vamos a ver cómo los sindicatos están afrontando esta transformación digital.

Paula Ruiz Torres UTC – UGT

Como nos cuenta Paula Ruiz, el teletrabajo en España está muy feminizado, así como las excedencias o las reducciones de jornada o los part-time. Lo solicitan, o se ven abocadas a ello, las mujeres cuando se convierten en madres o cuando les toca cuidar a un familiar enfermo. Hay que tener esto en cuenta ya que será un factor decisivo en esta cuarta revolución industrial que está ya en marcha.

Según datos de 2018 del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo, las personas que trabajan desde casa han aumentado hasta llegar a ser 1,43 millones, un 7,4% de la población ocupada. En Estados Unidos ya son casi el 60% de los trabajadores, al menos de forma parcial, y ojo que es allí a donde miramos siempre para copiar tendencias… casi un 83% de los encuestados por la compañía de videoconferencia Owl Labs creen que trabajar en remoto les haría más felices. Por lo tanto, hacia ello nos encaminamos en unos años.

Para profundizar en esta realidad, he llamado a María Rivero Sánchez, que ahora desde Benicassim desarrolla su trabajo como traductora y escribe su blog, Sobrevivir a trabajar en casa. Freelance que trabaja en casa, mujer y mamá, una combinación por la que nos puede hablar con mucho conocimiento de causa de lo que ha supuesto a nivel laboral para ella encajar todas esas piezas que, de partida, suponen grandes desventajas.

María Rivero

Esta es otra de las cosas a tener en cuenta para las personas que tienen familia: los horarios actuales en las organizaciones empresariales tal y como están establecidas complican muchísimo el tema de compaginar trabajo y vida familiar, y muchas madres y padres están optando por trabajar en remoto, como freelance o emprender para poder ver a sus hijos mientras están despiertos…

Todo está en construcción, y tenemos que hablar de cómo ajustar todo esto para que los trabajadores de un futuro que ya está aquí trabajen en lo que les gusta, disfruten de su vida y al mismo tiempo, lo hagan con una seguridad económica y legal que les cubra las espaldas para más adelante.

CRÉDITOS MÚSICA:

Music from https://filmmusic.io
«Frearless First» by Kevin MacLeod (https://incompetech.com)
License: CC BY (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/)

2 Respuestas

  1. RAFAEL MARSAL PLA

    Misma respuesta que en LinkedIn

    Con palabras de #Bertolt Brecht:

    Hay #periodistas que luchan un día y son buenos
    Hay otros que luchan un año y son mejores
    Hay otros que luchan muchos años y son muy buenos
    Pero hay los que luchan toda la vida
    Esos son los imprescindibles.

    Trasladas a nuestro oídos la #intrahistoria de la cuarta revolución industrial. Magnífica presentación y exposición. Estoy harto de periodistas tertulianos de café. Sugerencia: cuente con su propia voz y entrevistas en algún capítulo la vida de los periodistas #digitrabajadores.

    Gracias.

    • Paula

      Mil gracias por tu aliento, Rafael! Tengo alguna idea para ese capítulo que me propones, seguiremos informando! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.