El auge de las intolerancias y alergias alimentarias, con Carmen Vidal Carou

publicado en: Alimentación sostenible | 0

Contéstame a estas preguntas inocentes… ¿eres de las que se pasó a la leche sin lactosa o las bebidas de arroz, avena, o soja, o almendras… en cuanto leyó o escuchó en alguna parte que podías ser intolerante? ¿Te levantas a veces por la mañana como si fueras San Sebastián, atravesada por flechas desde la tripa hasta el estómago? ¿Tienes el abdomen hinchado como un Zeppelin y cuando aprietas te duele? ¿Te dan dolores de cabeza o migrañas y nadie de tu familia las sufre y no sabes quién te ha echado mal de ojo? Y ahora viene lo sexy, sexy de verdad… ¿alternas periodos de estreñimiento con diarreas puntuales, y tienes gases súper molestos casi todo el tiempo?

Amigo, amiga… puede que sufras algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria, o algún trastorno o déficit intestinal. ¿Qué tú ya tienes unos añitos en cada pata y nunca habías tenido problemas con la comida? No te preocupes, los motivos de esos males tan molestos que avergüenzan a muchas personas hasta el punto que no quieren salir de casa se pueden desarrollar en la edad adulta y por muchos y variados factores que veremos a continuación…

Y es que existe un creciente número de personas que sufren alergias e intolerancias alimentarias y todo tipo de problemas intestinales, y esto se está convirtiendo en un verdadero problema… sin contar con que, en los niños, los shock anafilácticos, los causados por una reacción extrema a algún alimento al que se tenga alergia, son cada vez más graves y frecuentes.

[spreaker type=player resource=»episode_id=35752390″ width=»100%» height=»200px» theme=»light» playlist=»false» playlist-continuous=»false» autoplay=»false» live-autoplay=»false» chapters-image=»true» episode-image-position=»right» hide-logo=»false» hide-likes=»false» hide-comments=»false» hide-sharing=»false» hide-download=»true»]

¿Por qué pasa todo esto? ¿La comida o nuestra forma de comerla tienen algo que ver? Vamos a hablar de esto con la Catedrática de Nutrición y Bromatología de la Universidad de Barcelona Carmen Vidal Carou, que dirigirá el primer Workshop sobre intolerancias y salud intestinal de la Academia de Nutrición y Dietética en octubre de este año en Barcelona, y que es miembro del consejo directivo de la Sociedad Española de Nutrición (SEN) y miembro del grupo de expertos sobre alergias e intolerancias alimentarias y presidenta del comité científico de la Agencia Catalana de Seguridad alimentaria (ACSA). También con un conocido de Wanderlust, el doctor Javier Moreno, investigador del CSIC especializado en alergias a la leche y celiaquía.

Descubrirás si este misterioso auge de las alergias e intolerancias alimentarias es real y su crecimiento es tan grande, cómo tu estilo de vida y alimentación pueden estar afectando en tu salud intestinal, que influye mucho en tu salud general, qué puedes hacer al respecto, y en qué casos deberías pedir cita con tu médico.

dolor de estómago
Los síntomas intestinales pueden provocar la reclusión de los pacientes que los sufren

Vamos a aclarar conceptos que a menudo confundimos con Javier Moreno: ¿cuál es la diferencia entre intolerancia y alergia?

JAVIER MORENO cualquier tipo de alergia alimentaria implica una respuesta adversa del sistema inmunitario, mientras que las intolerancias son problemas metabólicos y digestivos. La más típica es la intolerancia a la lactosa. Otra diferencia importante es la sintomatología, en las intolerancias los síntomas son más leves.

Además de la celiaquía, que ya vimos hace algunos capítulos que tenía un crecimiento imparable en todo el mundo, también está aumentando la proporción de población con intolerancias y alergias a alimentos. 17 millones de europeos sufren algún tipo de alergia relacionada con la comida, según la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica. En España se ha triplicado la proporción de personas afectadas en dos décadas: del 3,6% en 1992 al 11,4% en 2015, según la última edición del estudio epidemiológico de referencia elaborado por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. ¿Conocemos las causas de este aumento?

Javier Moreno, investigador del CSIC que ya ha colaborado en varios capítulos del podcast

JAVIER MORENO: se conocen algunas. NO hay una sola causa, se están acotando y se da una combinación. Primero, una predisposición genética. Luego, mecanismos epigenéticos. Factores medioambientales: vivimos cada vez más en un mundo industrializado. Uno de los factores más importantes es la contaminación. Partículas de motores diésel pueden actuar como coadyuvantes. Otra teoría es la de la higiene, si es excesiva puede llevar a que nuestro sistema inmune pueda estar menos preparado frente a factores externos.

La experta en intolerancias y alergias alimentarias Carmen Vidal apunta a la forma en la que nos alimentamos como un factor muy importante en este espectacular crecimiento, y atenta porque entra en juego la microbiota, en cuyo equilibrio participan de forma esencial los prebióticos y los probióticos.

PAULA: Se habla de un “auge misterioso” de las estadísticas de alergias e intolerancias alimentarias, y de la gravedad de las reacciones a alimentos. ¿Es cierto, ahora se diagnostican más casos, o una mezcla de ambos?

CARMEN VIDAL: es una mezcla de ambos. Por una parte se diagnostica más, esto es evidente, la gente está más motivada por temas de salud y en tiempos remotos eran molestias que no les daban más importancia. Probablemente también hay un aumento motivado por el estilo de vida, por la alimentación, y después también tendríamos un tercer factor que hay que valorarlo: hay mucha gente que se auto-diagnostica. Se oye mucho de intolerancias, y esto hace que la población tenga cada vez más la sensación de que cada vez hay más también. Aquí hay que descontar que algunos simplemente se consideran pero no lo son porque no tienen un diagnóstico médico, sino que simplemente hay un autodiagnóstico. Serían tres factores pero sí, un poco la sensación es de que cada vez se oye más, cada vez hay más, cada vez hay más interés. Y luego yo pienso que hay una moda de gente se autodeclara intolerante a la lactosa, porque tiene una molestia y se autodeclara intolerante a la lactosa, o al gluten, hay un poco de todo. Pero ciertamente, sí que parece que hay un aumento entre los casos reales, y aquí uno de los factores importantes es la alimentación.

PAULA: ¿Cómo influye nuestra alimentación y ritmo de vida en este aumento?

CARMEN VIDAL: uno de los factores que se consideran más importantes es que es un hecho conocido y súper contrastado que, en comparación con épocas pasadas, hemos disminuido el consumo de frutas verduras y legumbres, que son las principales fuentes de fibra. Y dentro de la fibra, una fracción específica de la fibra es la fibra prebiótica. Es una fibra que es utilizada por los microorganismos de la fibra intestinal, la microbiota, para su crecimiento. Es, por decirlo así, el alimento de la microbiota, o los microorganismos beneficiosos de la flora intestinal. Si reducimos el consumo de fibra, estamos de alguna manera delimitando, disminuyendo, impidiendo, inhibiendo el crecimiento de estos microorganismos beneficiosos. Y esta alteración de la composición de la microbiota, que tiene un nombre que es la disbiosis, Esta alteración se ha relacionado con esta mayor frecuencia de alergias e intolerancias.

PAULA: Existe además una relación entre la enfermedad celíaca e intolerancias como la lactosa y la fructosa, ¿a qué puede deberse?

CARMEN VIDAL: cada vez están saliendo más artículos que lo relacionan. Hasta no hace tanto tiempo, eran entidades clínicas que se separaban, no se pensaba que tuvieran un origen en común.  Al final estamos hablando de un problema de salud intestinal, y que está relacionado con la absorción de nutrientes y con la permeabilidad intestinal, y con la integridad de las microvellosidades del intestino. Por ejemplo, en la enfermedad celíaca, que ahora se sabe que sí que hay un componente genético: si aquí se produce una alteración de estas microvellosidades, que se van reduciendo, se van aplanando, como hay una serie de enzimas que son necesarias para la digestión de los azúcares, por ejemplo de la lactosa o de la sacarosa, al reducirse o alterarse estas microvellosidades, también fallan estas enzimas. Con lo cual, aquí estaríamos sumando: esta persona que tiene un problema de celiaquía, al tener alteradas estas microvellosidades, es probable que tenga también un problema de intolerancia a la lactosa y es probable que tenga también una sensibilidad al gluten.

PAULA: Apuntabas al tema del autodiagnóstico y yo lo relaciono con la desinformación. Las personas con síntomas intestinales como diarreas, estreñimiento, gases, dolor abdominal y flatulencias, y quizá también dolores de cabeza y migrañas, a menudo son diagnosticadas en el cajón de sastre del síndrome de colon irritable, una patología cuya causa última aún se desconoce, aunque se especula sobre su relación con la posibilidad de sufrir determinas alergias o intolerancias a los alimentos.

CARMEN VIDAL: sí, sí que se relaciona. El problema de estas intolerancias es que no hay marcadores específicos de por ejemplo intolerancia a la fructosa o sensibilidad a la celiaquía… No hay un marcador efectivo que te permita hacer un diagnóstico, entonces en la mayoría de los casos, los diagnósticos se van haciendo por exclusión. En el caso de la sensibilidad al gluten no celíaca, se excluye que no haya una alergia, que no sea celíaco, se mira la sintomatología, y si es compatible se puede acabar diagnosticando esto. Y lo mismo en algunas intolerancias a los azúcares. Esto tampoco es un proceso: primer se descarta una cosa, luego otra, luego no se saca ninguna conclusión y se puede ir a una patología conocida como es el colon irritable, porque para las nuevas tampoco hay unas pautas tan claras y tan consensuadas, no hay protocolos tan establecidos. Entonces todos los diagnósticos acaban haciendo pruebas de exclusión de alimentos. Esto muchas veces llega también al consumidor, que al final lo que hace es eliminar las dietas. Entonces siempre hay los más aventurados, o los más desesperados, llámale como quieras, que acaban autoimponiéndose ellos también esas dietas de exclusión. Y en muchos casos puede que realmente tengan el problema y no se lo hayan diagnosticado y por tanto la dieta de exclusión le vaya bien y realmente mejoren. En otros casos también hay, y eso también se ha visto, un cierto componente psicológico, o sea cuando una persona se preocupa por la dieta y quiere hacer una dieta correcta y excluyendo alguna cosa, pero se preocupa de que el conjunto de la dieta esté bien, quizás está mejorando de síntomas, los está atribuyendo a eliminar un componente de la dieta, y a lo mejor lo que es el resultado del beneficio es el que ha mejorado el conjunto de la dieta. Es lo malo de no tener un diagnóstico preciso.

PAULA: Te quería preguntar por tu especialidad, el déficit de DAO, que es la que más me interesa porque podría ser compatible con ciertos problemas que yo tengo, entre ellos las migrañas.

CARMEN VIDAL: sí pero el déficit de DAO sería la causa. El problema en sí, el nombre aceptado tanto por la FAO como por la OMS como por la EFSA es el de intolerancia a la histamina. Entre las causas de la intolerancia a la histamina es el déficit de la DAO, que es la enzima que a nivel intestinal degrada la histamina. La necesitamos en el organismo, tiene muchísimas funciones y la necesitamos. El papel de la DAO es degradar la histamina de los alimentos. Cuando la histamina está en cantidades muy altas en alimentos, se supera la actividad de la DAO y entonces pueden aparecer síntomas que se denominan de intoxicación histamínica, que son parecidos a las alergias pero no hay una relación antígeno anticuerpo que libere la histamina endógena, sino que la histamina ya viene del exterior. Esto le puede pasar a cualquier persona, de hecho las intoxicaciones histamínicas son las que menos se han controlado a nivel europeo y siempre hay brotes, por ejemplo el consumo de atún en mal estado. A nivel intestinal no se degrada adecuadamente y pasa mucha histamina a sangre y provoca los síntomas. Pero luego está este cuadro que es nuevo que es la intolerancia. Algunas personas tienen menos capacidad DAO  a nivel intestinal por causas genéticas, debido a una inflamación intestinal, y aquí la estaríamos ligando otra vez con la colirits ulcerosa, el colon irritable… e incluso puede ser por interacción con algunos alimentos, que mientras te lo tomas, inhibe la actividad de la DAO intestinal. En todos los casos pasa que, en casos en los que esa histamina se degradaría y no habría ningún tipo de problema, por un déficit de DAO pasa a sangre.

La Doctora M. Carmen Vidal Carou

Para las personas diagnosticadas con síndrome de colon irritable, desde 2005 se viene desarrollando la dieta baja en FODMAP, que en casos también de pacientes de enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y molestias intestinales recurrentes puede dar muy buenos resultados, y que básicamente consiste en quitarse de la dieta unos nutrientes que podrían producir una reacción adversa en ciertas personas. FODMAP es un acrónimo compuesto por las palabras Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles, y es que son precisamente estos hidratos de carbono presentes en algunos vegetales los que se excluyen de una dieta baja en FODMAP. Esto se hace con un dietista-nutricionista, que va modulando la dieta e introduciendo y sacando alimentos de ella en función de la respuesta de cada paciente.

El auge de las alergias alimentarias preocupa especialmente entre los más jóvenes, y es que se está observando un aumento en las reacciones graves por alimentos entre los niños y adolescentes. De hecho, actualmente esta es la principal causa de anafilaxia en los menores de 14 años. ¿A qué puede deberse? Javier Moreno está estudiando las causas.

JAVIER MORENO: la inmadurez del sistema gastro intestinal favorecen la sensibilización. Va a depender del tipo de alergia y del paciente, por regle general una vez que se hayan desarrollado anticuerpos se mantiene una memoria inmunológica. A medida que se madura, los síntomas desaparecen pero algunos son persistentes como la leche y el cacahuete. Depende del tipo de alergia. No tenía constancia de esto.

Cuando se trata de bebés o niños pequeños, las más frecuentes son las alergias a la leche, el huevo, el pescado y los frutos secos. Cuando son más mayores, incluso adultos, surgen “las alergias a proteínas asociadas a frutas y vegetales: la profilina y la LTP [se concentra en la piel del alimento]”. Todos estos alimentos los llevamos comiendo milenios, ¿por qué ahora surgen estos problemas digestivos e incluso inmunitarios?

JAVIER MORENO Hay varios aspectos. Uno de los factores que no hemos hablado es la composición de la microbiota intestinal. Una dieta no balanceada es una microbiota más pobre en diversidad de especies bacteriana. Causa desequilibrios y mayor permeabilidad. También teoría de la higiene y contaminación. Con la globalización, tenemos acceso a un mayor número de alimentos, como el kiwi, que es una importante fruta alergénica.

Las intolerancias alimentarias y el déficit de DAO podrían producir cefaleas y migrañas

Como conclusión, podemos apuntar a una dieta pobre en frutas y vegetales frescos como un factor importante detrás de una mala salud de la microbiota, que como se está estudiando tiene un papel fundamental a la hora de nutrir correctamente nuestro cuerpo y en cuyo correcto equilibrio están los prebióticos como los presentes en frutas, verduras y legumbres o los probióticos como los lactobacillus del yogur, pero también en la aparición de ciertas intolerancias y alergias alimentarias. Además, un exceso de higiene, sobre todo con los niños a los que no dejamos acercarse a nada que esté sucio y muchos no pueden jugar en la calle ni mucho menos en la naturaleza, hace que nuestro sistema inmunitario no pueda digamos ‘entrenarse’ para crear músculo, crear anticuerpos que van a responder ante bacterias, hongos, virus y alérgenos, y por lo tanto cuando entra en contacto con algo que no conoce, se genera una respuesta exagerada.

Si tienes problemas intestinales, dolores de cabeza o migrañas asociadas a determinados alimentos, ¡mucho ánimo! Te queda un largo camino de visitas a médicos especialistas y de insistir hasta que encuentren tu diagnóstico, y además la ciencia está investigando en este sentido. Si los médicos acaban por diagnosticarte con síndrome del colon irritable o directamente te mandan al psicólogo, ¡no desesperes y mucho cuidado con autodiagnosticarte!… podrías ser carne de cañón para todo tipo de charlatanes que tratan de venderte humo a precios desorbitados aprovechando tu desesperación.

Llega el momento de despedirnos, pero no temas, que sé que lo haces, porque la semana que viene hablaremos de otra gran epidemia muy relacionada con lo que comemos y con nuestra forma de vida: la obesidad y el sobrepeso. Y más adelante, sobre todo lo contrario: la obsesión con el cuerpo, el fitness y las dietas ‘sanas’ que pueden no serlo tanto. Wanderlust no cierra por vacaciones y espero que nos escuches bajo un cocotero, que es donde querríamos estar ahora todos después de la que nos ha caído este año…

Si quieres darme ideas para un capítulo, decirme qué te parece el podcast, o que yo haga realidad el podcast que tienes en mente, ¡no tienes más que escribirme a info@wanderlustpaula.com!

Escucha Wanderlust en Spotify, ivoox, iTunes, Google Podcast y muchas otras plataformas cuando quieras, en streaming en Radio Viajera los jueves a las 9, ¡y pídele a Alexa que reproduzca el podcast! Y no olvides suscribirte al podcast y darle like, estrellitas, thumbs up, ¡para ayudarme a que Wanderlust llegue a más personas!

Si quieres enterarte cada vez que publico o conocer más sobre el podcasting o los temas que trato en el podcast, suscríbete a la newsletter y sígueme en redes sociales: me puedes encontrar en Instagram como wanderlust.paula, en Facebook como @podcastwanderlust, y en Twitter como @paulapauloska.

RECURSOS ADICIONALES:

http://www.allergytherapeutics.es/causas-de-las-intolerancias-alimentarias/

Diamine Oxidase (DAO) Supplement Reduces Headache in Episodic Migraine Patients With DAO Deficiency: A Randomized Double-Blind Trial https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29475774/

Histamine and Other Biogenic Amines in Food. From Scombroid Poisoning to Histamine Intolerance https://www.intechopen.com/books/biogenic-amines/histamine-and-other-biogenic-amines-in-food-from-scombroid-poisoning-to-histamine-intolerance

Histamine and histamine intolerance https://academic.oup.com/ajcn/article/85/5/1185/4633007?TB_iframe=true&width=370.8&height=658.8

Biogenic Amines in Plant-Origin Foods: Are they Frequently Underestimated in Low-Histamine Diets? https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6306728/

http://www.anisalud.com/actualidad/notas-de-prensa-anis/4710-la-asociaci%C3%B3n-de-intolerancias-alimentarias-organiza-una-jornada-sobre-microbiota-en-el-gregorio-mara%C3%B1%C3%B3n

https://www.malagahoy.es/malaga/Blas-Lopez-intolerancias-alimentarias_0_1351365189.html

https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2018-04-22/tests-intolerancia-alimentaria-fiabilidad_1552632/

https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2018-04-22/tests-intolerancia-alimentaria-fiabilidad_1552632/

El misterioso auge de las alergias a los alimentos https://elpais.com/elpais/2018/09/27/eps/1538044303_709894.html

https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2018-04-02/dieta-fodmap-cohn-colitis-ulcerosa-cuidado_1539847/

MÚSICA

Music from https://filmmusic.io

«Fearless First» by Kevin MacLeod (https://incompetech.com)

License: CC BY (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/)

“How to listen”

“Life Support”

“Invisible”

Music from ArchesAudio.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *